5 razones por las que el avance de cloud computing es imparable

El mercado mundial de servicios en la nube pública a través de Infraestructura como Servicio (IaaS) creció, según Gartner, un 41,4% en 2021. Coincidiendo con la publicación de este informe, analizamos por qué cloud computing es ya la arquitectura principal de gran parte de las organizaciones del mundo. 

A lo largo del año pasado, las plataformas de nube pública situaron su volumen de negocio global en 90.900 millones de dólares, frente a los 64.300 de 2020, lo que supone un crecimiento del 41,4%. De estos datos de Gartner se desprende que el mercado de servicios cloud crece sin cesar y que cloud computing se ha convertido en la última década en el pilar que soporta la estrategia de negocio de cada vez más compañías, que adoptan un enfoque ‘cloud first’ para aprovechar las capacidades del modelo para acelerar sus planes digitales.

Pero, ¿por qué las empresas están optando por la computación en la nube frente a los sistemas de TI tradicionales? Te presentamos las 5 razones clave:

Razón 1. Democratización de la tecnología

Cualquier empresa, independientemente de su tamaño o ubicación, puede acceder a través de cloud computing a la misma tecnología a escala global. Esto quiere decir que el modelo elimina las barreras de acceso a las TI y que las organizaciones tienen a su alcance las últimas tecnologías para impulsar la innovación.

Sin ir más lejos, antes de la informática en la nube emergiese, proyectos relacionados con Internet de las Cosas, Gemelos Digitales Inteligencia Artificial o Big Data, eran inabordables fuera del ámbito de la gran empresa. Cualquier tecnología ultra puntera está disponible en las tres principales plataformas, incluso la computación cuántica, que ya ofrecen AWS, Google y Microsoft para que cualquier organización, startup o universidad puedan experimentar sin necesidad de disponer de un ordenador cuántico.

Razón 2. Nueva visión de las TI con un modelo de gastos variables

Tradicionalmente la tecnología ha sido un gasto fijo asociado a la estructura empresarial (CAPEX), mientras que en el modelo de cloud computing se convierte en un gasto variable (OPEX). Una empresa solo paga por lo que usa, en función de los recursos de TI que necesita en cada momento para operar su negocio.

Desde un punto de vista financiero, el pago por uso, junto con la eliminación de los costes de hardware y software asociados a un proyecto desarrollado internamente en una empresa, no solo permite ahorrar costes, sino que convierten a la tecnología en un gasto operativo, que pone a los equipos de TI al servicio del negocio. Dicho de otra manera, pasa a ser un desembolso ligado a las operaciones corporativa, en el que las iniciativas que se ponen en marcha están supeditadas a cómo contribuye a mejorar los objetivos, la competitividad y la rentabilidad de la organización.

Razón 3. Escalabilidad

Otro beneficio de Cloud computing es que ofrece una plataforma tecnológica global, con capacidades de infraestructura que superan en mucho los límites de la informática tradicional. La escalabilidad es una funcionalidad o característica que permite a cada compañía responder con flexibilidad al nivel de demanda de recursos de almacenamiento, procesamiento y memoria que necesita en cada momento.

La capacidad de escala con agilidad, junto con la disponibilidad de un ingente conjunto de soluciones y tecnologías, hace que las empresas puedan llevar a cabo cualquier iniciativa tecnológica que se planteen, sin estar limitado por los recursos y el alto coste. Y esto se plasma en la aceleración que están viviendo todas las industrias. Un claro ejemplo es la espacial, que gracias a la red de cloud computing, ha podido acelerar el ritmo de lanzamiento de satélites en los últimos cinco años, sin preocuparse de su posición para descargar los datos que recoge.

Razón 4. Seguridad

La ciberseguridad está en los primeros puestos de riesgos que enfrentan actualmente las organizaciones. Solo en España, un 43% de las compañías vio paralizada su actividad por un ataque de ransomware y el 28% perdió clientes como consecuencia de un ataque informático. Además, los fraudes de suplantación de identidad y otros ciberdelitos están a la orden del día.

Cloud computing también aporta beneficios y un gran salto en términos de seguridad. La complejidad y el coste que tiene que asumir una compañía para estar completamente protegida, hacen que resulte imposible blindar la red y todos los activos corporativos. En comparación, todos los proveedores de computación en la nube pública ofrecen un punto de partida más seguro si se compara con las posibilidades de una empresa privada. Esto es porque la seguridad es una funcionalidad que ya está incluida en los precios base de los servicios cloud, sin coste adicional, lo que proporciona mayor robustez y confianza al entorno de TI.

Razón 5. Mismas reglas de juego, más capacidad de innovación

En línea con la democratización que supone cloud computing en términos de acceso, no menos importante es que el modelo establece las mismas reglas del juego que en lo que respecta a los costes, escalabilidad y accesibilidad a la tecnología.

Estos factores hacen que cloud computing sea la plataforma de innovación preferente para las empresas, independientemente de su tamaño. La innovación se consigue gracias a la capacidad de probar cosas nuevas de forma rápida, a pequeña escala y con costes razonables y, en caso de que los resultados sean positivos, la capacidad de escalar a nivel global. Este modelo, fácilmente replicable, es un empuje vital para la innovación de las compañías, que se ve reflejado en el aumento de nuevas tecnologías y funcionalidades puestas a disposición de los usuarios y clientes.

 

Hablemos de aplicar cloud a tu empresa

Cloud computing puede ayudarte a romper barreras tecnológicas para que tu negocio crezca, habla con nuestros expertos para conocer la estrategia y las soluciones que más se adaptan a la realidad de tu organización.