beneficios-SAP-AMS

SAP AMS, clave para una migración a S/4HANA exitosa

La migración a S/4HANA es un proyecto que necesita una gran cantidad de recursos de TI. Una solución son los servicios de gestión de aplicaciones de SAP, SAP AMS. En otras palabras, subcontratar el soporte para el sistema SAP existente en la empresa a un proveedor de servicios, mientras que el equipo interno trabaja en la estrategia a futuro, con S/4HANA. Incluso después de la implementación, sigue siendo un  importante tema a considerar por los clientes SAP.

SAP AMS antes y durante la migración a S/4HANA

La cuestión de quién se hará cargo del sistema productivo actual durante la migración a S/4HANA y en qué medida es una parte fundamental de la planificación y preparación de la migración. El objetivo debe ser mantener a la organización en su conjunto, y al equipo del proyecto en particular, lo menos atareado posible para que pueda concentrarse completamente en migrar a la plataforma S/4HANA en tiempo y dentro del presupuesto.

Oxígeno para el proyecto de migración

Los departamentos de TI que ya están trabajando al límite no pueden manejar la migración a S/4HANA junto con sus tareas diarias habituales. Al mismo tiempo, el know-how de los expertos internos es elemental y clave para el éxito del proyecto. La mayoría de los clientes SAP incorporan proveedores de servicios experimentados para migrar a S/4HANA. Sin embargo, solo su propia gente tiene el conocimiento del proceso específico de la empresa, y también son el puente con los departamentos especializados.

Por tanto, los CIO necesitan encontrar soluciones que alivien la carga del equipo interno. ¿Incorporar nuevo personal? No es una buena idea. La experiencia en SAP es rara y costosa, sin mencionar el esfuerzo administrativo que supone la incorporación. Los Servicios de Gestión de Aplicaciones son la alternativa lógica porque facilitan a las empresas un acceso rápido a los recursos clave que necesitan. Liberan al equipo del proyecto y pueden adaptarse de forma flexible o cancelarse después de un cierto periodo de tiempo, una vez que la iniciativa se haya completado con éxito y el sistema anterior ya no esté operativo.

Mitigar los riesgos de capacidad: outsourcing en lugar de onboarding

Los proyectos de migración a S/4HANA tardan al menos varios meses, pero también pueden extenderse durante años. Esto depende principalmente de la complejidad del escenario SAP y de las características específicas de cada empresa, como pueden ser sus estructuras y ubicaciones internacionales. Cualquiera que trace planes en un horizonte de tiempo así debe estar preparado para el hecho de que el equipo de TI se verá diferente después del proyecto que antes. Esto significa que algunos empleados dejarán la empresa, ocuparán nuevos puestos internamente, cogerán permisos por paternidad o cuidado de niños, etc.

Contratar nuevo personal de TI bajo la presión que supone migrar a la nueva plataforma  y capacitarlo lo suficientemente rápido para dar soporte al entorno SAP existente es arriesgado y también utópico por la dificultad de encontrar especialistas en SAP en el mercado, y tampoco es aconsejable recurrir a las capacidades del equipo de migración, que trabaja bajo mucha presión. SAP AMS también proporciona aquí la flexibilidad necesaria. Si se necesitan más recursos, el proveedor de servicios puede facilitarlos y, si la situación lo permite, se retiran nuevamente. De esta forma, SAP AMS asegura las operaciones incluso en situaciones excepcionales, mientras que el cambio continúa sin afectar al día a día del negocio.

SAP AMS después de la migración a S/4HANA

Tras la puesta en productivo del nuevo sistema S/4HANA y la migración de datos, también comienza un nuevo capítulo para la gestión, el servicio y el soporte. ¿Hacerlo internamente o subcontratarlo? Esta es la pregunta crucial que las empresas deben abordar desde el principio, durante la etapa de preparación y  planificación de la migración.

Nuevos conocimientos y libertad para innovar

La fluctuación y el cambio en el equipo ofrece a los CIOs la oportunidad de adaptar específicamente su organización a los requisitos actuales y futuros. Esto requiere profesionales que entiendan los procesos, el negocio y la tecnología en igual medida. En lo que respecta a la gestión de S/4HANA, el mantenimiento de la plataforma y el soporte al usuario, hay mucho que decir sobre la transferencia de estos aspectos a un proveedor de servicios a través de SAP AMS. Por un lado, SAP S/4HANA se diferencia de todos sus predecesores en varios elementos clave. Cualquiera que haya estado implicado previamente con la administración de SAP no es automáticamente apto para S/4HANA y, como mínimo, necesita familiarizarse con ello.

Y en cualquier caso, un proveedor especializado en SAP AMS está en una mejor posición para monitorizar, evaluar y canalizar el flujo continuo de innovaciones de SAP. Las nuevas funciones y complementos de S/4HANA ayudan constantemente a las empresas a mejorar sus procesos en SAP. Sin embargo, al personal interno les resulta difícil hacer un seguimiento del ritmo que SAP está marcando aquí. Al conocer los entornos SAP de muchas empresas diferentes, los proveedores de servicios se aseguran de que no se pierda el potencial de innovación.

Transición perfecta de la migración a la gestión de SAP

¿Por qué es tan importante plantearse la gestión de aplicaciones de SAP al comienzo de la migración a S/4HANA? Sencillamente: tiene una influencia directa en la selección del partner adecuado. Si los CIOs desean transferir después la gestión de SAP en su totalidad o en parte, o al menos mantener la opción abierta, tienen que elegir un proveedor para la migración que también pueda ofrecerles soporte AMS para el sistema SAP más adelante. Un proveedor de servicios de TI que ayude a dar forma, respalde y, no menos importante, documente el proyecto S/4HANA durante toda su duración, puede pasar directamente a la gestión del mantenimiento de aplicaciones después de la puesta en productivo, sin necesidad de capacitación adicional.

Todo esto reduce la complejidad en el ya desafiante proyecto de conversión al sistema y la migración de datos, asegura el entendimiento del proceso y, por último, pero no menos importante, promueve la transferencia de conocimientos entre los expertos externos en AMS y los propios consultores de la empresa o administradores de SAP. Aquí, la empresa no tiene que capacitar al nuevo proveedor de AMS, sino que éste hace que el conocimiento adquirido en el proyecto esté directamente disponible en las operaciones del día a día. El consultor o consultora comienza a trabajar inmediatamente después de la implementación e incluso puede hacerse cargo del entrenamiento de usuarios clave y otras funciones esenciales.

Hablemos de SAP S/4HANA y AMS

Existe una relación directiva entre S/4HANA y los Servicios de Gestión y Mantenimiento de Aplicaciones. Lo hemos visto en gran parte de nuestras migraciones a S/4HANA, pero, por supuesto, hay muchos detalles que resolver que afectan a su negocio. Hablemos de ellos. No dude en ponerse en contacto con nuestros expertos en soporte AMS y S/4HANA.