Trabajo Híbrido

4 mitos sobre el trabajo híbrido

El trabajo híbrido, es decir, el modelo laboral en el que los empleados combinan el trabajo en la oficina y en casa mediante el teletrabajo, es hoy un factor competitivo importante en la guerra por el talento, porque los trabajadores cualificados esperan flexibilidad. Numerosas empresas ya están utilizando modelos híbridos, pero muchas todavía dudan sobre si implementarlos. Parte de la culpa se debe a los mitos sobre el trabajo híbrido que aún persisten. 

Mito 1: el trabajo híbrido es un concepto completamente nuevo

Un argumento citado a menudo por las empresas que dudan sobre si implementar este modelo de trabajo es que no se puede esperar que los modelos de trabajo flexible funcionen sin más y que se puedan implementar casi “de la noche a la mañana”. Una mirada al pasado reciente muestra que este tésis no se puede aplicar en la gran mayoría de los casos: el trabajo híbrido ya se estaba desarrollando como concepto en paralelo a la creciente digitalización del puesto de trabajo en muchas compañías, incluso antes de la pandemia. Sin embargo, en vista de que los recursos técnicos necesarios y sus costes suponían serios desafíos, durante mucho tiempo estuvo reservado solo para ciertos departamentos o empleados, por ejemplo, el servicio de campo o la alta dirección. 

Esto ha cambiado, al menos desde un punto de vista tecnológico, con la generalización del uso de  cloud hace ya tiempo. Las soluciones modernas, basadas en el modelo cloud que impulsan la puesta en marcha de una estrategia de colaboración, se pueden utilizar fácilmente como SaaS a través de un navegador. Así, posibilitan el teletrabajo y, por lo tanto, que el trabajo híbrido sea fácil y económico de implementar. Los empleados actualmente también exigen cada vez más modelos de trabajo flexibles a sus empleadores, porque han quedado atrás los tiempos en que solo una parte de plantilla podía beneficarse de las ventajas. 

Mito 2: el trabajo híbrido reduce la productividad

Especialmente a raíz de la pandemia, a muchos directivos les preocupaba que los empleados estuvieran menos motivados y fueran menos productivos cuando trabajaban fuera de la oficina. El estudio «Future of Work» de la firma de analistas Gartner de 2021 muestra que este temor no solo es infundado, sino todo lo contrario. Según este informe, aumentar la independencia de la fuerza laboral conduce a un mayor número de trabajadores de alto rendimiento (High Performers).

El estudio confirma que cuanto más flexiblemente puedan moverse los empleados en el marco de modelos de trabajo híbrido, más productivos se vuelven. Según Gartner, un requisito previo para conseguir este efecto es la conversión del estilo de gestión desde un enfoque basado en la oficina a otro basado en las personas, lo que implica un cambio de la cultura del trabajo. Pueden registrarse aumentos de productividad de hasta un 40 por ciento cuando los gerentes dan flexibilidad a su equipo no solo en términos de ubicación y tiempo, sino también en tareas específicas, cargas de trabajo e interacción del equipo. Esto demuestra que los modelos sostenibles de trabajo híbrido no deben centrarse en la oficina como entorno laboral, sino en el grado de satisfacción de los trabajadores.

Mito 3: El trabajo híbrido simplemente no funciona para algunos trabajos 

No hay duda: no todos los trabajos son adecuados para implantar este modelo porque algunas actividades solo se pueden llevar a cabo directamente en el lugar de trabajo. Los roles de oficina con el equipo técnico adecuado se pueden desempeñar a través del trabajo remoto, pero está fuera de discusión para los trabajadores de las fábricas o el personal de ventas en el comercio minorista, por ejemplo. La oficina en casa no es una opción en este caso, pero eso no significa que estos grupos profesionales no puedan beneficiarse de la creciente digitalización del mundo laboral, especialmente en lo que respecta a la flexibilidad.

Un ejemplo de ello es una aplicación que sirve como plataforma de información, comunicación y colaboración para los trabajadores en todas las sucursales de una empresa minorista. No solo se pueden intercambiar turnos de manera flexible y en diálogo directo, sino que también se pueden especificar preferencias: ¿Qué tareas prefiero hacer y con quién? Esto reemplaza una cultura de toma de decisiones de arriba hacia abajo con una participación activa, y es algo que el personal aprecia.

Los especialistas, como los técnicos de servicios de campo en TI que realizan los proyectos in situ, a menudo desean más flexibilidad en la organización específica de su jornada laboral. Por ejemplo, si les das la libertad de organizar las horas de trabajo por día con las mismas horas de trabajo semanales, según sus preferencias, y la oportunidad de completar todas las tareas que no requieren presencia física a través del trabajo remoto, esto también asegura un personal especializado feliz, y motivado. 

Mito 4: Incorporación y trabajo híbrido: eso simplemente no encaja

Nuevos procesos, nuevas tareas, nuevos colegas: la incorporación exitosa a un nuevo trabajo requiere mucha comunicación e intercambio. En consecuencia, a menudo hay mucho escepticismo cuando este proceso se lleva a cabo de forma remota, pero estas reservas son en su mayoría infundadas.

Incluso el mundo no digital se puede coordinar y organizar con conceptos adecuados y soluciones digitales. Microsoft, por ejemplo, proporciona a los usuarios una amplia gama de posibles estrategias de incorporación en el entorno de trabajo híbrido y también ofrece una solución cloud para este propósito con su Plataforma de Experiencia del Empleado Viva. Por supuesto, no hay dos empresas iguales en términos de procesos y personal. Por tanto, es recomendable considerar los marcos relevantes para implementar con éxito modelos de incorporación en el contexto del trabajo híbrido y luego establecer e implementar procesos individuales. 

El trabajo híbrido no tiene por qué ser complicado, si lo haces bien 

Los relojes de tiempo son cosa del pasado: hoy, los trabajadores quieren modelos de trabajo híbrido para una mayor flexibilidad y responsabilidad personal. No solo quieren tomar decisiones sobre «cuándo» y «dónde», sino también sobre «qué», «cuánto» y «con quién». Para impulsar un cambio en la cultura del trabajo y responder con éxito a estos requisitos, las empresas no solo deben utilizar soluciones digitales, basadas en cloud que impulsen la estrategia de colaboración corporativa, sino también avanzar hacia un nuevo estilo de gestión: las iniciativas exitosas de trabajo híbrido se centran en las necesidades individuales. Si una empresa quiere garantizar un personal más satisfecho y productivo debe dejar que los supuestos desafíos le frenen, tiene que abordar el proyecto de manera positiva y contar con un socio experimentado a su lado. 

Post relacionados

Cómo beneficiarse de la Logística 4.0: escenarios de aplicación

Cómo beneficiarse de la Logística 4.0: escenarios de aplicación

Cloud Automation Blog

Cloud Automation: 3 claves para optimizar la infraestructura en la nube

IoT Industrial: 3 aplicaciones que impulsan la fabricación inteligente

IoT Industrial: 3 aplicaciones que impulsan la fabricación inteligente